Ángel Luis García Margüello, Director Técnico de las bodegas, califica de excelente la cosecha 2009 de este vino, que destaca por sus características organolépticas, de tal calidad que situarán a PradoRey Roble 2009 como una de las principales referencias de la zona entre los vinos que reúnen esta crianza. Ya en su anterior añada, este caldo fue valorado con 89 puntos Parker y merecedor de la calificación ‘5 estrellas’ por su excelente relación calidad-precio.

 

 

 

 

Prado Rey roble 2009

PradoRey Roble, un vino elaborado en la bodega Real Sitio de Ventosilla, amparada por la D.O. Ribera del Duero, estrena nueva añada. 

Ángel Luis García Margüello, Director Técnico de las bodegas, califica de excelente la cosecha 2009 de este vino, que destaca por sus características organolépticas, de tal calidad que situarán a PradoRey Roble 2009 como una de las principales referencias de la zona entre los vinos que reúnen esta crianza. Ya en su anterior añada, este caldo fue valorado con 89 puntos Parker y merecedor de la calificación ‘5 estrellas’ por su excelente relación calidad-precio.

Ángel Luis Margüello considera que este vino recoge toda nuestra trayectoria  enológica en este estilo de vinos, del cual fuimos pioneros  desde su primera añada, en 1997. “Al principio, nadie confió en esta apuesta por crear un vino diferente dentro del panorama vitivinícola, en el que sólo existían vinos jóvenes o Crianzas. El matrimonio que conseguimos crear entre la fruta del vino y la madera de la barrica ha llegado con plenitud a este PradoRey Roble 2009, donde se conjugan la experiencia de los años con una añada sobresaliente. Día a día y en cada nueva añada vamos consolidando esta particular unión, de la que nos sentimos orgullosos por haber creado algo  nuevo y distinto para contribuir al placer de todos los amantes del buen vino”.
 
Para la elaboración de este vino se vendimian uvas de 7 pagos diferenciados y se realiza un coupage de Tinta Fina al 50%, acompañada de un 42% de Tempranillo, un 3% de Cabernet Sauvignon y un 2% de Merlot.

A la vista destaca por su color rojo violáceo intenso, con matices azules. En nariz desprende notas frescas de frutas rojas y negras maduras, recordando moras o ciruelas, y aromas balsámicos de vainilla y regaliz. En boca se muestra equilibrado, con tanino muy suave y agradable.  Redondo y graso.  Resulta muy interesante el ensamblaje de los toques especiados de vainilla con las frutas del bosque en el postgusto. P.V.P.: 6,40 €