El albariño es una variedad de racimos pequeños, de maduración temprana y vigor medio. Tiene un color amarillo-pajizo, brillante, con irisaciones doradas y verdes. Poseen aromas florales y afrutados, finos y distinguidos, que impresionan agradablemente, de intensidad media y duración media-larga. Su sabor es fresco y suave, con suficiente cuerpo y grado alcohólico (entre 11 y 13% Vol.), acidez equilibrada (entre 7 y 9 g/l), armoniosos y de amplios matices.”
CURTIMENTA 2010
El albariño es una variedad de racimos pequeños, de maduración temprana y vigor medio. Tiene un color amarillo-pajizo, brillante, con irisaciones doradas y verdes. Poseen aromas florales y afrutados, finos y distinguidos, que impresionan agradablemente, de intensidad media y duración media-larga. Su sabor es fresco y suave, con suficiente cuerpo y grado alcohólico (entre 11 y 13% Vol.), acidez equilibrada (entre 7 y 9 g/l), armoniosos y de amplios matices.”
AlBariÑo 100%. Añada: 2010
Prensado y acabado de la fermentación en barricas usadas. Crianza de 9 meses en barricas usadas, con batonnage. Crianza de 6 meses en botella. Evolución en botella: Más de 10 años. Color citrino amarillo fuerte. Aromas de frutos intenso con floral de la variedad. Suave, con cuerpo y muy persistente.
Es una variedad de racimos pequeños, de maduración temprana y vigor medio. Tiene un color amarillo-pajizo, brillante, con irisaciones doradas y verdes. Poseen aromas florales y afrutados, finos y distinguidos, que impresionan agradablemente, de intensidad media y duración media-larga. Su sabor es fresco y suave, con suficiente cuerpo y grado alcohólico (entre 11 y 13% Vol.), acidez equilibrada (entre 7 y 9 g/l), armoniosos y de amplios matices.”
Revela un final en boca propio del alvarinho con fuerte nota de cítricos.Intenso, franco y complejo aroma de marcado carácter frutal, que evocan albaricoque, pera, melón y lima, salpicados de notas vegetales. En boca se reproduce la fruta, con mucho frescor, derivado de una matizada acidez y amargor. Apreciable estructura dentro de su ligereza. Un vino con entidad y que a la vez corre fácil, con carácter.
CURTIMENTA 2010.


El albariño es una variedad de racimos pequeños, de maduración temprana y vigor medio. Tiene un color amarillo-pajizo, brillante, con irisaciones doradas y verdes. Poseen aromas florales y afrutados, finos y distinguidos, que impresionan agradablemente, de intensidad media y duración media-larga. Su sabor es fresco y suave, con suficiente cuerpo y grado alcohólico (entre 11 y 13% Vol.), acidez equilibrada (entre 7 y 9 g/l), armoniosos y de amplios matices.”

Albariño 100%. Añada: 2010
Prensado y acabado de la fermentación en barricas usadas. Crianza de 9 meses en barricas usadas, con batonnage. Crianza de 6 meses en botella. Evolución en botella: Más de 10 años. Color citrino amarillo fuerte. Aromas de frutos intenso con floral de la variedad. Suave, con cuerpo y muy persistente.

Es una variedad de racimos pequeños, de maduración temprana y vigor medio. Tiene un color amarillo-pajizo, brillante, con irisaciones doradas y verdes. Poseen aromas florales y afrutados, finos y distinguidos, que impresionan agradablemente, de intensidad media y duración media-larga. Su sabor es fresco y suave, con suficiente cuerpo y grado alcohólico (entre 11 y 13% Vol.), acidez equilibrada (entre 7 y 9 g/l), armoniosos y de amplios matices.”

Revela un final en boca propio del alvarinho con fuerte nota de cítricos.Intenso, franco y complejo aroma de marcado carácter frutal, que evocan albaricoque, pera, melón y lima, salpicados de notas vegetales. En boca se reproduce la fruta, con mucho frescor, derivado de una matizada acidez y amargor. Apreciable estructura dentro de su ligereza. Un vino con entidad y que a la vez corre fácil, con carácter.