VIÑA ARNAIZ

 

La madera y la fruta se muestran integradas, en consumado equilibrio. Destaca la calidad en la sobriedad. Compota de frutos negros, tabaco, especias... se suceden en nariz. Y, en boca, finura, acidez, tanicidad, redondez y matices, que, siendo justos, son maravillosos. 

Durante la poda se seleccionan las parcelas cuyo fruto va a formar parte del coupage de este vino. Después del esmerado trato que reciben las cepas a lo largo del año, se fija la fecha de la vendimia cuando las uvas han alcanzado el grado óptimo de maduración en cada parcela, y se procede a la recolección manual de la uva. Una vez que llegan los racimos a la bodega, se molturan y pasan a la maceración en depósito, la cual se alarga hasta alcanzar el equilibrio deseado en la composición del vino. Se procede al descube por gravedad sin actuación mecánica y el vino obtenido, después de un primer trasiego, realiza la fermentación maloláctica. La crianza de este Roble Viña Arnaiz se lleva a cabo en barricas de roble francés durante 6 meses.

Recomendaciones de servicio

Recomendamos descorchar este Ribera del Duero Roble con tiempo de antelación a su degustación o escanciarlo en un decantador para poder apreciar mejor todas sus virtudes y servirlo entre 16º y 18º C. Este Ribera del Duero acompaña perfectamente con todo tipo de carnes y guisados bien condimentados.