TAPA SOLIDARIA

 

 

El Casal dels Infants y representantes de 83 restaurantes participantes en la séptima edición de la Tapa Solidària celebraron ayer lunes el acto de cierre de la iniciativa en el restaurante IMPAR del Sofia Hotel, de Barcelona. Durante tres meses, entre el 5 de octubre y el 7 de enero, estos establecimientos han donado 0,50 euros de la venta de una tapa concreta de su carta a la asociación, acumulando un total de más de 26.000 euros.

Como en las ediciones previas, los ingresos se destinarán al proyecto Vincles del Casal dels Infants, un espacio maternoinfantil que acompaña 640 madres y sus hijos e hijas menores de 3 años en situación social de vulnerabilidad.

Vincles refuerza el vínculo maternoinfantil y es un apoyo para las familias durante el proceso de crianza. Los niños y niñas consolidan conocimientos y hábitos que les permiten comenzar la escuela con una preparación adecuada. Sus madres, a menudo mujeres inmigrantes sin red de apoyo, establecen relaciones de confianza entre ellas, se familiarizan con su entorno y reciben información sobre el sistema educativo y el resto de servicios públicos.

En el acto de cierre ha intervenido la directora del Institut Català de l'Acolliment i de l'Adopció, Agnès Russiñol, que ha puesto en valor las sinergias entre el Casal dels Infants y los restaurantes involucrados en la Tapa Solidària: "Sé como es de importante que los niños y niñas puedan crecer en un entorno seguro, y el primer paso es consolidar su vínculo con la madre y el padre en la etapa de los 0 a los 3 años".

Lluís Prats, representante de Caves Gramona y voluntario del Casal dels Infants, ha celebrado que este año se hayan vendido más de 50.000 tapas, y ha asegurado que los restaurantes participantes seguirán innovando su propuesta en la octava edición de la iniciativa.

Desde su creación, la Tapa Solidària ha recaudado más de 170.000 euros, contribuyendo a consolidar el proyecto Vincles en el barrio del Raval de Barcelona; en Sant Roc i Llefià (Badalona), en los barrios de Fondo, el Raval y Santa Rosa (Santa Coloma de Gramenet) y en el municipio de Salt (Girona). Esta aportación ha sido posible gracias a los más de 80 restaurantes que han participado en cada edición de la iniciativa.