El pasado jueves 21 de noviembre se organizó en un local de la cadena Sagardi (en Barcelona), un acto-degustación de la gama de cervezas La Trappe, una de las ocho únicas cervezas trapenses del mundo. Sin duda una visita muy especial ya que el prior Isaac sólo sale de los muros de la abadía una vez al año, escogiendo esta vez la ciudad Condal para realizar su viaje anual.
La Trappe. Saborea el silencio
El padre Isaac, prior de la abadía y co-director de la cervecería de Koningshoeven, nos acompañó durante la cata con información detallada sobre la vida en el monasterio y sobre cada una de las cervezas.
El pasado jueves 21 de noviembre se organizó en un local de la cadena Sagardi (en Barcelona), un acto-degustación de la gama de cervezas La Trappe, una de las ocho únicas cervezas trapenses del mundo. Sin duda una visita muy especial ya que el prior Isaac sólo sale de los muros de la abadía una vez al año, escogiendo esta vez la ciudad Condal para realizar su viaje anual.
Los invitados pudieron degustar La Trappe Witte Trappist, La Trappe Blond, La Trappe Dubbel, La Trappe Quadrupel y La Trappe Quadrupel Oak Aged, todas ellas maridadas con pinchos de autor, elaborados con productos de temporada e ideados especialmente para la cata, con el objetivo de realzar el sabor de cada una de las cervezas. Una cata comentada por el padre Isaac, quien invitó a los asistentes a saborear las cervezas con tranquilidad y sosiego para descubrir el ingrediente que las hace únicas y que está intrínsecamente vinculado a los monjes, el silencio.
La Trappe es una de las ocho únicas cervezas trapenses que existen en el mundo y la única holandesa de estas características. Las cervezas trapenses son aquellas elaboradas con la implicación directa de los monjes de esta orden monacal. Con sus beneficios contribuyen al mantenimiento de la actividad monacal y su obra social, entre otras. De ahí, que la Abadía esté comprometida con la naturaleza, y en extensión se solidarice en ofrecer un mundo mejor a futuras generaciones. La garantía y la autenticidad de su cerveza se reconocen con el sello Authentic Trappist Product, un logotipo que reconoce la labor artesanal en su elaboración.
La Trappe. Saborea el silencio

El padre Isaac, prior de la abadía y co-director de la cervecería de Koningshoeven, nos acompañó durante la cata con información detallada sobre la vida en el monasterio y sobre cada una de las cervezas.

El pasado jueves 21 de noviembre se organizó en un local de la cadena Sagardi (en Barcelona), un acto-degustación de la gama de cervezas La Trappe, una de las ocho únicas cervezas trapenses del mundo. Sin duda una visita muy especial ya que el prior Isaac sólo sale de los muros de la abadía una vez al año, escogiendo esta vez la ciudad Condal para realizar su viaje anual.

Los invitados pudieron degustar La Trappe Witte Trappist, La Trappe Blond, La Trappe Dubbel, La Trappe Quadrupel y La Trappe Quadrupel Oak Aged, todas ellas maridadas con pinchos de autor, elaborados con productos de temporada e ideados especialmente para la cata, con el objetivo de realzar el sabor de cada una de las cervezas. Una cata comentada por el padre Isaac, quien invitó a los asistentes a saborear las cervezas con tranquilidad y sosiego para descubrir el ingrediente que las hace únicas y que está intrínsecamente vinculado a los monjes, el silencio.

La Trappe es una de las ocho únicas cervezas trapenses que existen en el mundo y la única holandesa de estas características. Las cervezas trapenses son aquellas elaboradas con la implicación directa de los monjes de esta orden monacal. Con sus beneficios contribuyen al mantenimiento de la actividad monacal y su obra social, entre otras. De ahí, que la Abadía esté comprometida con la naturaleza, y en extensión se solidarice en ofrecer un mundo mejor a futuras generaciones. La garantía y la autenticidad de su cerveza se reconocen con el sello Authentic Trappist Product, un logotipo que reconoce la labor artesanal en su elaboración.