HOTEL GRAN VIA JPG

 

Para los amantes del vermut, la renovada terraza del hotel Granvía se transformará este verano en auténtico oasis de ocio y disfrute gracias a la nueva oferta de esta clásica bebida que se puede degustar. La prestigiosa marca Espinaler ha sido seleccionada para tal ocasión.

Esta propuesta recupera la tradición del vermut para que familias y grupos de amigos puedan sentarse a la mesa y disfrutar de unas tapas para compartir. Quedan atrás los días en los que esta maravillosa liturgia había quedado casi desaparecida. El pack incluye chips, olivas, berberechos y fuet de payés, la perfecta combinación para comenzar el fin de semana con energía. Las reservas, a un precio de cinco euros, están disponibles de jueves a domingo en horario de 13 a 20 h hasta el 30 de septiembre.

Vermut, siempre

Una verdadera tradición que vuelve a resurgir con más fuerza que nunca y que, gracias a la oferta del Granvía, vuelve a estar de rabiosa actualidad. El hotel pone al alcance de todo el mundo la propuesta a través de la web de la prestigiosa revista Time Out y del portal de la Guía de Hoteles de Barcelona, donde se podrán comprar los packs. El vermut, esa bebida aromática que se asocia a un rito, el del aperitivo, y que en el siglo XVIII era exclusiva de la alta burguesía, ha vuelto con fuerza. Su elaboración se hace a partir de vino blanco neutro y fortificado, al que se añaden los botánicos previamente macerados en agua y etanol. Se le agrega una dosis de caramelo para darle el color rojo.

Además, en esta acogedora y tranquila terraza se puede disfrutar de cócteles, combinados, vinos, tapas... Una cuidada carta sumada a la tranquilidad que se respira en este rincón hacen de la terraza del Hotel Granvía un must del verano. Un rincón secreto en medio del bullicio de la ciudad, ideal para disfrutar de los pequeños placeres de la vida.