Estamos ante un producto de gran calidad porque es muy difícil conseguirlo ya que los productores ganaderos del ganado ovino prefieren esperar a que el cordero sea más mayor para sacarle mayor rendimiento. Pero el Xai de Cal Puigpelat es el más solicitado por los mejores cocineros del país. En los últimos 23 años su propietario, Josep Puigpelat ha conseguido un cruce entre la oveja segurenca y ripollesa dando como resultado una excelencia gastronómica de máxima calidad.

 

 

 

Xai de Cal Puigpelat. Un referente de la alta gastronomía.

 

Estamos ante un producto de gran calidad porque es muy difícil conseguirlo ya que los productores ganaderos del ganado ovino prefieren esperar a que el cordero sea más mayor para sacarle mayor rendimiento. Pero el Xai de Cal Puigpelat es el más solicitado por los mejores cocineros del país. En los últimos 23 años su propietario, Josep Puigpelat ha conseguido un cruce entre la oveja segurenca y ripollesa dando como resultado una excelencia gastronómica de máxima calidad.

El Xai de Cal Puigpelat es una carne selecta y de alta calidad, basada en un sistema de alimentación natural. Se trata de un cordero que únicamente se ha alimentado con la leche materna y con un máximo de peso de hasta 12 kilos en vivo. Las madres son alimentadas de forma natural, pastoreando en los bosques que rodean la Casa Puigpelat, situada en la Molsosa (Solsonès). El Xai de Cal Puigpelat recupera el gusto tradicional de los productos del país, naturales y tratados por rigurosos profesionales.

El Xai de Puigpelat solamente se ha alimentado con la leche materna, que se ha alimentado solamente de prados de la misma explotación de la Casa Puigpelat. Se trata de una alimentación natural y tradicional, basada en el aprovechamiento de todos los recursos naturales de la finca (bosques, campos, etc.). Desde el año 1373, la Casa Puigpelat saca su ganado a pastar–excepto con inclemencias metereológicas.

Perejil, juncia y otras hierbas de sus bosques se unen para conseguir una carne con un gusto muy especial, priorizando calidad y ternura. En Casa Puigpelat preocupan todos los detalles del proceso, por esto también se vigila de cerca la matanza y el despellejo de la carne: el matadero está muy cerca de la finca para evitar largos transportes y pérdida de calidad. Conservan el gusto natural del cordero del territorio, avalado por la profesionalidad y experiencia de una explotación centenaria.

Opinión de algunos cocoineros:

Joaquim Colom. Restaurante El Gòtic de Tolrá.

“Después de tener el Xai de Cal Puigpelat durante seis meses en nuestra carta, estoy convencido de su excelencia. En la recepción, muestra homogeneidad en el peso de los canales, la hembras, ligeramente más grasas como es habitual en los corderos. Una vez despellejado, la carne siempre muestra un aspecto muy bueno sin golpes ni consentimientos. En la cocción, admite cualquier técnica, manteniendo los gustos y ternura. En nuestra casa la forma más habitual de cocinarlo es al vacío a baja temperatura, sólo con sal, pimiento y alguna hierba aromática. Cocido de esta forma, muestra una textura finísima, y un gusto en el paladar muy delicado. Con cocciones más básicas, como pueden ser a la brasa, rustido o estofado, igualmente conserva todas sus propiedades. Si lo comparamos con el cabrito de leche es más gustoso, con una textura similar o superior. Cuando compramos materias primas para nuestra casa, siempre perseguimos la excelencia, y el Xai de Cal Puigpelat, lo es.”


Valentí Mongay Castro. Restaurant La Salseta de Sitges.

“El xai de cal Puigpelat es un ejemplo a seguir para muchos pequeños productores catalanes. Es la garantía de futuro, lejos de las explotaciones intensivas, que no respetan ni la biodiversidad, ni el mediambiente. Su forma de trabajar para la alimentación, asegura un producto de gran calidad para que lo disfruten nuestros clientes.”

Ramón Gaspá del Restaurante Ponts.

"Quien pueda degustar este cordero comprobará sin duda su honesta, delicada y exquisita excepcionalidad. Mi valoración profesional va más allá: ofrecer el xai de Puigpelat es apostar sobre todo por un producto con firma, un producto muestra de sostenibilidad en todos los sentidos y un producto que demuestra que todavía perduran valores como el de disfrutar del trabajo. Hay que fecilitar a Josep, su familia y su equipo por su rigor, constancia y esfuerzo".

Para más información:
www.xaidecalpuigpelat.com