CHULETON

 

Es evidente que la forma mejor de asar una chuleta o chuletón de buey es a la brasa de encina pero, en la mayoría de los hogares españoles esa forma de asado no existe ya que la brasa no está presente en los hogares.

Esta es una forma de asar la chuleta de vaca o buey que es accesible a la gran mayoría de las personas y que quede en su punto de asado.

Ingredientes:

1 chuleta de vaca de 1,5 kg
1 chorro de aceite de oliva
Sal

Elaboración:

Dejar la chuleta a temperatura ambiente unas horas fuera de la nevera. A continuación calentar 1 chorrito de aceite en una sartén, poner la chuleta en él y tostarla a fuego vivo. A los pocos minutos, voltearla para que se tueste la otra cara. Rociar con su propia grasa.

Después ponerla en un recipiente de horno y apoyarla sobre el hueso y hornearla 10 min. a 200 GRADOS Centígrados. Sacarla, taparla con papel de aluminio y dejarla reposar 5 min. Trincharla sobre una tabla: separar la carne del hueso con un cuchillo y retirar la grasa y las partes quemadas. Conforme se coma la chuleta, ir troceándola en gruesos escalopes. Entonces salar las tajadas, no antes. La carne adherida al hueso es la más sabrosa, buen argumento para seguir limpiándolo, a mano.