Estamos ante un cava selecto donde los haya de producción limitada. Se parece más a un buen champagne qe a un cava dado que las uvas que lo componen son el Macabeu, Chardonnay y el Pinot Noir. Tanto en boca como en nariz se nota que tiene buena uva con un intenso aroma frutal cítrico.

 

 

 

Gradiva Brut siglo XXI.

Estamos ante un cava selecto donde los haya de producción limitada. Se parece más a un buen champagne qe a un cava dado que las uvas que lo componen son el Macabeu, Chardonnay y el Pinot Noir. Tanto en boca como en nariz se nota que tiene buena uva con un intenso aroma frutal cítrico. Aúna sensaciones de juventud y madurez y ese perfecto equilibrio se refrenda consiguiendo el frescor que buscamos. Cantidad y calidad de fragancias que se reproducen en boca dando paso a flores y cítricos armoniosamente conjuntados.
Fresco y vivo con una acidez muy bien equilibrada. A la vez que corre por el paladar se muestra muy evolutivo y complejo. En esa línea señorial, sobria y efectiva que distingue a este insigne cava de tan clásica bodega. P.V.P. sobre los 25 euros. Puntuación. 8,75/10.