Estamos ante uno de los grandes cocineros del panorama nacional e internacional. Ir a su restaurante es poder degustar platos de autor con sabores de antaño. Es toda una experiencia. Mucho más que un restaurante; he aquí un establecimiento bellísimo y encantador en el que la arquitectura y el ambiente típico de un caserío vasco se expresan en todo su esplendor. Su decoración está a la altura de los mejores restaurantes del panorama gastronómico mundial. Un viaje en el túnel del tiempo a la gastronomía vasca de hace 600 años. Ambientado  en los caseríos de esa época (es el más antiguo de la región) conserva todo el sabor de la época y le da al restaurante ese aire de tradición y solera.

 

 

 

Restaurante Zuberoa. Placer para el comensal


Estamos ante uno de los grandes cocineros del panorama nacional e internacional. Ir a su restaurante es poder degustar platos de autor con sabores de antaño. Es toda una experiencia.


Mucho más que un restaurante; he aquí un establecimiento bellísimo y encantador en el que la arquitectura y el ambiente típico de un caserío vasco se expresan en todo su esplendor. Su decoración está a la altura de los mejores restaurantes del panorama gastronómico mundial. Un viaje en el túnel del tiempo a la gastronomía vasca de hace 600 años. Ambientado  en los caseríos de esa época (es el más antiguo de la región) conserva todo el sabor de la época y le da al restaurante ese aire de tradición y solera.

Sus especialidades son la caldereta de bogavante, el cochinillo asado, el chipirón encebollado, las cigalas crujientes y ensalada de tocineta, las ostras “Guillardeau” a la plancha con su agua espumada y crema de cebolleta, el pichón asado al romero, las vieiras asadas (en la foto)  y un largo etcétera, así como los postres entre los que podemos destacar el Gazpacho de tomate, fresas y chocolate al aceite de albahaca, el bizcocho de chocolate líquido  con frutas maceradas y helado de naranja o el agua de manzana verde. Es un destino que no puede perderse un gourmet que visita la provincia de Guipúzcoa.

Hilario Arbelaitz intenta y consigue que el cliente goce y encuentre el placer del más exigente gourmet a la vez que se siente impresionado por las viandas que degusta en este grande de la gastronomía española. Un lugar para no olvidar. Recomendado a los gourmets más exigentes.

Por Fernando Martínez.

Director de la revista Ambigú.

 

Restaurante Zuberoa.
Barrio Iturrioz.
Reservas: 943 491 228
20180 OIARTZUN (GUIPUZCOA).

Se aceptan todas las tarjetas.

Más información en: www.zuberoa.com