1.000 personas celebraron ayer la llegada del verano y la nueva singladura del restaurante Bravo 24, en el hotel W, junto a su creador y chef, Carles Abellán.

 

La fiesta de Bravo 24 inicia el verano barcelonés

 

 

1.000 personas celebraron ayer la llegada del verano y la nueva singladura del restaurante Bravo 24, en el hotel W, junto a su creador y chef, Carles Abellán.

La fiesta, que desde el año pasado es la gran cita gastronómico-social del estío barcelonés, homenajeó a los años 70 con asistencia del ?tout? Barcelona.

Como el año pasado, en el que se celebró el 10º Aniversario del famoso restaurante Comerç 24 de Carles Abellán en la terraza de su restaurante Bravo 24, en el hotel W de Barcelona, este año la fiesta volvió a juntar a lo ?más? de la ciudad en un ambiente ?setentero? que fue, a la vez, presentación de la nueva barra del restaurante Bravo 24 con vistas al mar y gran celebración de la entrada del verano en la ciudad.

La terraza del Bravo 24 y el mar como telón de fondo fueron el escenario bullicioso y exclusivo de un ?party? que ya se ha convertido en el gran clásico del Solsticio  barcelonés, y en el que, entre ?celebrities? de todo pelaje (actores, diseñadores, arquitectos, músicos?) y ?glamour? rampante estuvieron grandes estrellas como Ferran Adrià y chefs como Mey Hofmann, Xavi Franco, Albert Raurich, Nandu Jubany, Sergio Torres, Montse Estruch, Ly Leap?

La fiesta, que tuvo una dedicatoria emocionada a Pau Albornà, el joven periodista gastronómico recientemente desaparecido, contó con un diseño culinario que comprendió gambas, atún Balfegó, arroces, frankfurts, ostras, pan Triticum, jamón Joselito, quesos, albóndigas, croquetas, vinos de alto voltaje, gin tonics? Hasta la extenuación. El pastel, espectacular, fue obra de Christian Escribà y Patricia Schmidt, la música de Fede Sarda, con actuaciones en vivo de La Chica Ye Ye, y la fantasía de todos los invitados, que no pararon hasta la madrugada.

La fiesta del Bravo 24 ha sido, un año más, el gran encuentro estival de Barcelona.