¡Hasta siempre Pau!

 

 

 

¡Hasta siempre Pau!

He conocido muchos periodistas jóvenes pero, tan maduros y "metidos" en el tema gastronómico como tú con tus 25 años, he conocido a muy pocos. Hemos tenido poco tiempo para conocernos porque trataba más a tu madre Roser, pero lo poco que te traté fue suficiente para saber que eras ese tipo de personas que muchos quisieran conocer. La alegría era tu forma de vivir y de sentir, te tomabas la gastronomía como algo personal,muy profesionalmente. Hoy sobran las palabras. Descansa en paz. ¡Hasta siempre Pau!