El embajador de la canción francesa en el mundo, Charles Aznavour, volverá a la capital catalana después de años de ausencia y lo hará con un concierto único y antológico en el Gran Teatre del Liceu el jueves 26 de junio. El repertorio incluirá sus canciones más emblemáticas y que marcaron a generaciones enteras, como La bohème, La Mamma, Sur ma vie, Aprés l'amour, Parce que, Que c'est triste Venice, Les plaisirs démodés o Comme ils disant.

CHARLES AZNAVOUR en Barcelona el 26 de Junio.

 

El embajador de la canción francesa en el mundo, Charles Aznavour, volverá a la capital catalana después de años de ausencia y lo hará con un concierto único y antológico en el Gran Teatre del Liceu el jueves 26 de junio. El repertorio incluirá sus canciones más emblemáticas y que marcaron a generaciones enteras, como La bohème, La Mamma, Sur ma vie, Aprés l'amour, Parce que, Que c'est triste Venice, Les plaisirs démodés o Comme ils disant.

 

El cantante, compositor y actor francés, nacido en París en 1924, de origen armenio y con el nombre real de Chahnour Varinag Aznavourian, cuenta con más de 50 discos publicados y 100 millones de copias vendidas durante su extensa carrera. Compositor de canciones para Mistinguett, Patachou, Edith Piaf o Juliette Gréco y artista polifacético, Charles “Aznavoice” ha conquistado medio mundo con su voz inconfundible, en solitario o haciendo duetos con artistas de la talla de Liza Minnelli, Compay Segundo o Elton John.

 

Su vocación teatral fue promovida desde su infancia por sus padres, emigrantes armenios. En 1941 conoció a Pierre Roche, con quien formaría su primer dueto, y en 1946 su carrera emprendería un empujón imparable, cuando el dueto Aznavour-Chenet fue descubierto por Edith Piaf. Aznavour y Chenet la acompañarían en una exitosa gira por Francia y los Estados Unidos. En 1952 Aznavour iniciaría una carrera en solitario y pronto la composición para otros artistas. Muchos de sus grandes éxitos de los sesenta serían versionados en otras lenguas y Aznavour llegaría a cantar en cinco idiomas.

 

En paralelo, transcurre su carrera en la pantalla grande. Su primer film fue La tête contre les murs en 1958, que obtuvo el Permio Cesar a la mejor interpretación masculina. En el transcurso de su vida, Aznavour ha participado en títulos como Tirez sur le pianiste, El tambor de hojalata o Les fantômes du Chapelier. En 2002 participó en su papel más personal, en la película Ararat del realizador Atom Egoyan sobre el genocidio que sufrió el pueblo armenio en 1915. Aznavour siempre ha reivindicado sus raíces armenias, un compromiso que le ha llevado a ser nombrado por la UNESCO embajador permanente por este país.